Street Style, Viajes

DESTINO: VIETNAM.

¡¡¡ H O L A !!!

¿ Que tal ?¿Esperando las vacaciones o ya disfrutándolas?

Yo termino de llegar de un viaje donde he disfrutado de ellas, y aunque antes de marcharme vi videos, me informé del destino y busqué toda la información que pude, una vez he vuelto pensé que estaría bien hacer algunos post de mis vacaciones en la que os contara además de curiosidades, y de todo lo maravilloso que ha sido un viaje de ensueño y que recomiendo, de todas aquellas cosas que me hubiese gustado saber antes de emprender mi destino.

Tras dieciseis días de viaje, ocho vuelos, un crucero, no se cuantos barcos de distinto tamaño y otros muchos vehículos desde todoterreno hasta bicicletas, pasando por motos y tuk-tuk, creo que he adquirido alguna experiencia para recomendarte estos países y aconsejarte para que si te decides a hacerlo se conviertan en las vacaciones de tu vida.

Con un aperitivo de una parada en París para comer y hacernos algunas fotos en la Ciudad de la Luz, tomábamos el segundo avión, y tras doce horas de vuelo aterrizábamos en el Norte del país.

DESTINO: VIETNAM

Es inevitable escuchar la palabra Vietnam y pensar en los horrores de la guerra y en lo mucho que ha sufrido este país, por eso lo más importante para ellos es disfrutar de LA PAZ.

Con 59 millones de habitantes en el país, y 54 millones de motocicleta nos damos cuenta de que el tráfico es un mar de ellas que hacen que circular por sus calles sea un caos al que te terminas acostumbrando cruzando las calles sin pasos de cebra y pocos semáforos para los peatones.

El 90% de la población es budista, y observas un gran respeto tanto en ellos como el que te obligan a mantener a ti cada vez que entras en un templo o pagoda en el que debes descalzarte y ponerte una túnica encima en caso de llevar pantalones cortos, o cubrirte si llevas los hombros descubiertos.

Y no sólo en los lugares religiosos, si no que también en la mayoría de tiendas tienes que dejar tu calzado en la entrada y entrar descalza, pero aquí más que una cuestión de respeto es por limpieza.

Los vietnamitas son tranquilos, pacientes, muy amables, y los encontré muy guapos pues ellas especialmente son muy delgadas y menudas por lo que yo al lado de ellas me sentía tremenda… jajaja…, además de que presumen y se cuidan muchísimo la piel para tenerla blanca y huyen del sol hasta el punto que no acuden a la playa salvo cuando cae el sol al atardecer.

La comida es… mmmmm… ¡¡¡ deliciosa !!!

(pero ya te iré contando…)

Llegamos a Hanoi y pudimos disfrutar de todo el día para nosotras, así que me hizo una enorme ilusión ver que nuestro hotel se encontraba en el centro de la ciudad y a escasos metros del famoso tren que pasa rozando las casas como si de una película se tratase por lo que las viviendas se abren con puertas correderas por la cercanía de estas a la vía.

El clima es muy caluroso y con muchísima humedad pero es un contratiempo que se te olvida ante las sorpresas que te vas a ir encontrando.

Pero creo que hoy ya te he contado mucha “teoría”, así que en el próximo post vamos a empezar el circuito junt@s pero sí que te recomiendo te tomes vitaminas pues no te voy a dejar descansar ni un sólo día,

¿ te apetece ?

Pues te espero por en HANOI la próxima semana…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Quizás también te interese...

2 Comments

  1. José Martí says:

    Fascinado JUDHIT de tu trabajo y de vuestros viajes.

    1. Aspirante a Miss Divina says:

      Muchísimas gracias José Martí, no sabes la ilusión que me han hecho tus palabras.
      Gracias por ellas y feliz domingo.
      😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *