Beauty

MAMINAT.

¡¡¡ Hola tesoretes !!!

Cuando te pasas a la vida saludable, a pensar un poquito más en una misma – sólo un poquito, tampoco se necesita mucho -, empiezas a preocuparte por pasarte no sólo a la alimentación eco, si no también por la cosmética, así que cuando descubrí la marca MAMINAT

(si pinchas AQUÍ te llevará a su página web)

no pudo gustarme más, y no sólo porque se adaptaban a mis necesidades, si no también porque era una marca valenciana de familia alcoyana y había nacido de una mujer emprendedora, valiente y luchadora como es Natalia – alma y creadora de la firma -.

Antes de hablar de los productos que he probado y de mis experiencias con ellos me gustaría que conocieras a Natalia, y con ella su marca porque te convencerá de que en MAMINAT tienen esa crema, ese champú, ese gel que va a hacer que tu piel mejore… que el momento de la ducha se convierta en un placer… que tu melena tenga más brillo y volumen…

Aquí te dejo con la entrevista:

¡¡¡ NO TE LA PUEDES PERDER !!!

1. Natalia, para quien no conozca la marca…, explícanos: ¿que es Maminat?

Maminat nos recuerda a los cuidados de una “mami”, esos cuidados que están hechos con mimo, con amor y que son naturales. Así es Maminat, cosmética natural y ecológica que se dirige a todos aquellos que buscamos cierto mimo, un cariño especial en aquellos productos para nuestras rutinas básicas de cuidados. Trabajamos sin sustancias tóxicas y tenemos como prioridad respetarnos a nosotros mismos y a la naturaleza.

 2. ¿Y cómo es Natalia la persona que está detrás de ella?

Súper inquieta, muy nerviosa y curiosa. Siempre digo que me encanta aprender y prueba de ello es que cada semana aprendo algo nuevo con Maminat, algo para mejorar y algo que me hace mejor como persona. Soy muy nerviosa y, aunque tener a día de hoy una marca de cosmética natural es como plantar una semilla en un huerto y ver poco a poco cómo va creciendo la planta… He de reconocerte que me cuesta. Vivimos en la sociedad de “lo quiero todo ahora y rápido” y sí, soy bastante nerviosa. También curiosa, de no serlo, no habría emprendido por mi cuenta.

3. ¿Cómo fueron tus primeros pasos en la cosmética?

Pues eso que dicen que después de una época de crisis, surge toda la creatividad… a mí me pasó tal cual. Hace unos años, me diagnosticaron un problema en la piel que se llama acné cosmético y que está producido por las sustancias tóxicas que llevan algunos de los cosméticos convencionales. Los desterré y empecé a estudiar cosmética, aprendí de forma autodidacta sobre plantas y empecé a hacer mis propias formulaciones. Desaparecieron los granos, veía que mi pelo brillaba más y, la verdad, les dije a mis familiares y a mis amigas que lo probaran para comprobar que era cierto. Les gustó y, poco a poco, el boca a boca fue mi mejor aliado. La verdad es que yo trabajaba como periodista y como profesora y esto lo iba haciendo en mis ratitos libres, preparar cosméticos me relajaba pero… Después de bastante tiempo, decidí dar un paso más:  homologar los productos, tener un laboratorio y producir, aunque con lotes pequeños, a mayor escala.
Esto es lo que hice durante el 2017 y me presenté a un programa para emprendedores en Lanzadera, una aceleradora de empresas que está en Valencia y escogieron mi proyecto. Siempre les voy a estar agradecida porque fue entonces cuando ya me dediqué exclusivamente a emprender.

4. ¿Cuáles han sido los mejores y peores momentos?

 Emprender es una montaña rusa y quien me diga lo contrario, si tiene el secreto para que así no sea, que me lo cuente. Todos los días recibes la alegría de algún cliente a quien le encanta la filosofía de Maminat o te da la enhorabuena por el producto. Al final, Maminat es como una hija para mí a la que mimo, cuido… Y los peores momentos, te he de decir, que es el de lidiar conmigo misma. A veces, me viene un discurso mental que se pregunta cosas como “¿estoy haciendo lo correcto?”, “¿realmente puedo conseguirlo?”…

5. Has sido muy valiente abriendo tu propia empresa en medio de una crisis económica como la española: ¿qué te impulsó a hacerlo?

Me impulsó la propia vida. Vivimos una vez y la vida es como un tren. Hay trenes que hay que coger y sabes que es tu momento, no sabes qué paradas habrá en el camino y no conoces el destino final pero hay algo en ti que te dice: hazlo. Y así ha sido. En realidad, todos somos muy valientes pero nos vienen los miedos, lo que dictamina generalmente nuestro entorno…  He de reconocer que tomar la decisión me costó y me rodea gente maravillosa que me escuchó, me dijeron “te apoyamos” y mira, aquí estoy.

6. ¿Que es lo que hace destacar a Maminat del resto de las marcas de cosmética natural?

Su alma. Maminat nació para solucionar un problema dermatológico de su creadora. Maminat ha nacido desde la humildad, desde una cocina pequeñita y esa esencia permanece en nuestra filosofía. Eso es algo que otras marcas no tienen, que se hacen un lavado para ser un poco más verdes y realmente no lo son. Así que nuestra filosofía es un punto clave. Del mismo modo, nuestros tarritos son diferentes a los de otras marcas: estos recuerdan al trabajo artesanal… Somos una marca que tiene los cuidados básicos para una persona y que no nos andamos con remilgos ni con cosas extrañas.
Cuidamos todo: desde la atención al cliente hasta el cómo te llega el paquete a casa.

 7. Cuentanos que sentiste cuando Juan Roig apuesta por Maminat y que te llevó a presentarte.

Me llevó a presentarme la opinión de tres amigos de mi entorno. Uno de ellos, que es entrenador  de empresarios me dijo que necesitaba ayuda porque yo sabía comunicar, formular, crear equipo para trabajar pero desconocía qué significaba realmente tener una empresa. Otro de mis amigos tiene una empresa que había pasado por Lanzadera y él siempre quedó contento así que decidí presentarme. No sabía si una chica que hacía cosméticos podría ser una “startup” de Lanzadera. Cuando me escogieron como proyecto sentí dos cosas: una alegría tremenda por la oportunidad y el miedo de si conseguiría estar a la altura.

8.¿Cómo te ves dentro de cinco años?

Qué pregunta tan difícil. Me pido un comodín: mañana me veo feliz y disfrutando de la vida y dentro de 5 años, ya veremos…
Que bonito Natalia, que entrevista más sincera y más motivadora para todas aquellas personas que quieran cumplir sus sueños realidad como has hecho Tú.
Y yo me pido lo mismo, ser feliz mañana y dentro de cinco años, ese será el deseo más bonito.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Quizás también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *